martes, 8 de abril de 2014

[Caso de éxito] Las Hermanas Adoratrices se enfrentan (y vencen) a la pobreza energética


Durante este otoño de 2013 ha sido noticia en Granada el fenómeno conocido como "pobreza energética". Este indeseable efecto de la crisis ha provocado que numerosas familias estén pasando frío, dado que han tenido que apagarse instalaciones energéticas que empleaban los combustibles fósiles como fuente de energía.



La "pobreza energética" ha provocado que numerosos bloques de viviendas e instalaciones de servicios comunitarios estén viviendo un crudo invierno al no tener presupuesto con el que afrontar las continuas subidas del gasóleo experimentadas en los últimos años.

Las Hermanas Adoratrices se enfrentaron al problema en el edificio (Centro Educativo y Residencia) que habitan en la Avenida Francisco Ayala, 31 en Granada. Los 35mil euros de presupuesto que disponen anualmente para hacer frente a los gastos de suministro energético se han visto mermados progresivamente, dado que mientras que hace unos años podían disfrutar de más de 6 horas diarias de calefacción, la subida continua del precio del gasóleo les había hecho reducir drásticamente el número de horas de funcionamiento.

En mayo de 2013 las Hermanas Adoratrices firmaron un Contrato de Servicios Energéticos con GEBIO, por el que esta mercantil invirtió los 121milnecesarios para realizar la transformación a biomasa con una caldera HERZ modelo FIREMATIC de 299 kW. Con el objeto de proporcionar una energía anual entorno a los 270 MWh suministrada por pélet/astilla valorizada. La Agencia Andaluza de la Energía ha aportado una subvención a fondo perdido de 36mil, tramitada y puesta a disposición del Cliente por GEBIO.

La instalación ha sido inaugurada en octubre de 2013, y este otoño-invierno ha venido prestando un excelente desempeño a la hora de proporcionar calor a bajo coste, con nulas incidencias en cuanto a interrupciones de servicio. El Centro Educativo se haya localizado en pleno centro urbano, sin que exista ningún problema de emisiones, dada la calidad de los equipos dispuestos y el material de suministro certificado empleado para la combustión.

En cuanto al cumplimiento del plan de ahorro previsto, en los tres meses de funcionamiento facturados, se han cumplido sobradamente las previsiones, cifrándose el ahorro, sólo tres meses, en 11.428